Ruby

Ruby es un lenguaje de programación interpretado, reflexivo y orientado a objetos, creado por el programador japonés Yukihiro “Matz” Matsumoto, quien comenzó a trabajar en Ruby en 1993, y lo presentó públicamente en 1995. Combina una sintaxis inspirada en Python y Perl con características de programación orientada a objetos similares a Smalltalk. Comparte también funcionalidad con otros lenguajes de programación como Lisp, Lua, Dylan y CLU. Ruby es un lenguaje de programación interpretado en una sola pasada y su implementación oficial es distribuida bajo una licencia de software libre.

El lenguaje fue creado por Yukihiro “Matz” Matsumoto, quien empezó a trabajar en Ruby el 24 de febrero de 1993, y lo presentó al público en el año 1995. En el círculo de amigos de Matsumoto se le puso el nombre de “Ruby” (en español rubí) como broma aludiendo al lenguaje de programación “Perl” (perla). La última versión estable de la rama 1.8 es la 1.8.7_p248, de la rama 1.9 es la 1.9.2_p180 . La versión en 1.9 que incorpora mejoras sustanciales en el rendimiento del lenguaje, que se espera queden reflejadas en la próxima versión estable de producción del lenguaje.

Diferencias en rendimiento entre la actual implementación de Ruby (1.8.6) y otros lenguajes de programación más arraigados han llevado al desarrollo de varias máquinas virtuales para Ruby. Entre ellas se encuentra JRuby, un intento de llevar Ruby a la plataforma Java, y Rubinius, un intérprete modelado basado en las máquinas virtuales de Smalltalk. Los principales desarrolladores han apoyado la máquina virtual proporcionada por el proyecto YARV, que se fusionó en el árbol de código fuente de Ruby el 31 de diciembre de 2006, y se dio a conocer como Ruby 1.9.

Ruby es orientado a objetos: todos los tipos de datos son un objeto, incluidas las clases y tipos que otros lenguajes definen como primitivas, (como enteros, booleanos, y “nil”). Toda función es un método. Las variables siempre son referencias a objetos, no los objetos mismos. Ruby soporta herencia con enlace dinámico, mixins y métodos singleton (pertenecientes y definidos por un sola instancia más que definidos por la clase). A pesar de que Ruby no soporta herencia múltiple, la clases pueden importar módulos como mixins. La sintaxis procedural está soportada, pero todos los métodos definidos fuera del ámbito de un objeto son realmente métodos de la clase Object. Como esta clase es padre de todas las demás, los cambios son visibles para todas las clases y objetos.

Ruby ha sido descrito como un lenguaje de programación multiparadigma: permite programación procedural (definiendo funciones y variables fuera de las clases haciéndolas parte del objeto raíz Object), con orientación a objetos, (todo es un objeto) o funcionalmente (tiene funciones anónimas, clausuras o closures, y continuations; todas las sentencias tienen valores, y las funciones devuelven la última evaluación). Soporta introspección, reflexión y metaprogramación, además de soporte para hilos de ejecución gestionados por el intérprete. Ruby tiene tipado dinámico, y soporta polimorfismo de tipos (permite tratar a subclases utilizando la interfaz de la clase padre). Ruby no requiere de polimorfismo de funciones al no ser fuertemente tipado (los parámetros pasados a un método pueden ser de distinta clase en cada llamada a dicho método).

La sintaxis de Ruby es similar a la de Perl o Python. La definición de clases y métodos está definida por palabras clave. Sin embargo, en Perl, las variables no llevan prefijos. Cuando se usa, un prefijo indica el ámbito de las variables. La mayor diferencia con C y Perl es que las palabras clave son usadas para definir bloques de código sin llaves. Los saltos de línea son significativos y son interpretados como el final de una sentencia; el punto y coma tiene el mismo uso. De forma diferente que Python, la indentación no es significativa.

Una de las diferencias entre Ruby y Python y Perl es que Ruby mantiene todas sus variables de instancia privadas dentro de las clases y solo las expone a través de métodos de acceso (attr_writer, attr_reader, etc). A diferencia de los métodos “getter” y “setter” de otros lenguajes como C++ o Java, los métodos de acceso en Ruby pueden ser escritos con una sola línea de código. Como la invocación de estos métodos no requiere el uso de paréntesis, es trivial cambiar una variable de instancia en una función sin tocar una sola línea de código o refactorizar dicho código. Los descriptores de propiedades de Python son similares pero tienen una desventaja en el proceso de desarrollo. Si uno comienza en Python usando una instancia de variable expuesta públicamente y después cambia la implementación para usar una instancia de variable privada expuesta a través de un descriptor de propiedades, el código interno de la clase necesitará ser ajustado para usar la variable privada en vez de la propiedad pública. Ruby elimina está decisión de diseño obligando a todas las variables de instancia a ser privadas, pero también proporciona una manera sencilla de declarar métodos set y get. Esto mantiene el principio de que en Ruby no se puede acceder a los miembros internos de una clase desde fuera de esta; en lugar de esto se pasa un mensaje (se invoca un método) a la clase y recibe una respuesta.

alonsojpd

alonsojpd

Presidente y fundador de Proyecto A y AjpdSoft

Deja un comentario