Método de control de acceso en el que los derechos concedidos a un usuario dependen del role (o roles) a los que esté adscrito.