Son los datos, como códigos o claves criptográficas públicas, que se utilizan para verificar la firma electrónica.